febrero 25, 2015

Pigmentos inteligentes que evitan la corrosión, repelen bacterias y regulan la temperatura

IK4-TEKNIKER es el coordinador científico de un proyecto europeo que busca reducir costes y mejorar la eficiencia energética en automoción y construcción

El proyecto, que arrancó en 2012 con un presupuesto de 4,6 millones de euros, culmina el próximo 28 de febrero

Con el objetivo de reducir los costes de mantenimiento y mejorar la eficiencia energética en sectores como la construcción o la automoción, el centro tecnológico IK4-TEKNIKER ha puesto su conocimiento al servicio de un proyecto europeo encargado de diseñar pigmentos inteligentes que además de aportar color tienen propiedades anticorrosivas, antibacterianas y de regulación térmica.

Financiada por el Séptimo Programa Marco de la UE, la iniciativa Nanopigmy ha supuesto el desarrollo de un abanico de productos completamente novedoso que no existe en el mercado: pigmentos que incorporan funcionalidades adicionales, además de aportar color.

El centro tecnológico vasco, coordinador científico del proyecto, se ha encargado de la incorporación de moléculas y nanorecubrimientos a los pigmentos para lograr funciones tan útiles como la anticorrosión, repeler bacterias, evitar la proliferación de hongos, obtener propiedades de autolimpieza para fachadas e incluso almacenar calor y funcionar como regulador térmico.

Se ha conseguido transformar pigmentos cerámicos inorgánicos en pigmentos de alto rendimiento gracias a la combinación de técnicas de absorción de materiales y a la aplicación de nanorrecubrimientos.

La investigadora de IK4-TEKNIKER Miren Blanco asegura que los pigmentos diseñados han sido probados en distintas aplicaciones en sectores como la automoción y la construcción y pueden ser incorporados a plásticos, cementos o pinturas “por lo que se alcanza diferentes mercados”.

“Hemos comprobado que el uso de estos pigmentos con capacidad autolimpiadora y de almacenamiento de calor en las fachadas de edificios desemboca en un importante ahorro en el mantenimiento y en el consumo energético que compensa con creces el precio del producto”, explica Blanco.

La investigadora relata que el uso de estos pigmentos multifuncionales es también útil en el sector de los vehículos de alquiler, ya que se han conseguido desarrollar soluciones con propiedades antibacterianas y con capacidad de reflejar los rayos infrarrojos, que evitan la acumulación de calor y suponen un ahorro en aire acondicionado.

Blanco considera que los resultados obtenidos durante el proyecto, que ha tenido una duración de tres años y finaliza el 28 de febrero, han sido “muy positivos”.

Con un presupuesto de 4,6 millones de euros, el proyecto, liderado por la compañía Nubiola Pigmentos, ha contado con la participación del Centro de Investigación Fiat, la empresa holandesa de colorantes CPS color, la universidad polaca Adama Mickiewicza o la constructora española Acciona Infraestructuras, así como el desarrollador de concentrados plásticos Performance Masterbatches Limited y la consultora BSRIA del Reino Unido.
IK4-TEKNIKER

Con más de 30 años de experiencia en la investigación en tecnología aplicada y en su transferencia a la empresa, IK4-TEKNIKER ha alcanzado un alto grado de especialización en cuatro grandes áreas (Fabricación Avanzada, Ingeniería de Superficies, Ingeniería de Producto y TICs), lo que le permite poner su tecnología de vanguardia al servicio de cualquier tipo de tarea.