julio 18, 2017

La magia del lenguaje: cuando dos personas sincronizan sus cerebros

Una investigación del BCBL demuestra que, al conversar entre ellas, dos personas establecen un vínculo único entre sus cerebros

El estudio, publicado en la revista científica Scientific Reports, sugiere que esta sincronía intercerebral puede ser un factor clave para la comprensión del lenguaje y de la comunicación interpersonal

En un futuro, el conocimiento de la sincronización entre cerebros podría permitir comprender aspectos muy complejos en el ámbito de la psicología, la sociología, la psiquiatría o la educación

Feeling, química o empatía. O simplemente lenguaje. Cuando comenzamos a intercambiar las primeras palabras con alguien es cuando realmente surge la magia entre dos personas. Es precisamente el lenguaje lo que hace que los cerebros de dos individuos se sincronicen de tal manera que se establezca un vínculo único entre ambos.

Algo tan sencillo como una conversación cotidiana provoca que los cerebros de dos personas comiencen a trabajar de forma simultánea. Así lo ha descrito un estudio realizado por el Basque Center on Cognition, Brain and Language (BCBL) y publicado recientemente en la revista científica Scientific Reports del grupo Nature.

La actividad neuronal de dos personas implicadas en un acto comunicativo se sincroniza para dar paso a una conexión especial entre ambos sujetos

En el ámbito de la neurociencia, las investigaciones más tradicionales habían planteado hasta el momento la teoría científica de que el cerebro se sincroniza en función de lo que escucha, ajustando así sus ritmos a los estímulos auditivos. Los investigadores del centro neurocientífico donostiarra han ido un paso más allá y han analizado simultáneamente la compleja actividad neuronal de dos personas desconocidas que entablan una conversación por primera vez.

La investigación, liderada por los investigadores del BCBL Alejandro Pérez, Manuel Carreiras y Jon Andoni Duñabeitia, ha comprobado mediante el uso de la electroencefalografía que la actividad neuronal de dos personas implicadas en un acto comunicativo se sincroniza para dar paso a una conexión especial entre ambos sujetos. Se trata de una comunión intercerebral que va más allá del propio lenguaje y que puede constituir un factor clave en las relaciones interpersonales y en la comprensión del lenguaje.

De esta manera, en una conversación, el ritmo de las ondas cerebrales del emisor y del receptor se ajusta a las propiedades físicas del sonido del mensaje emitido verbalmente, generando así una conexión entre los dos cerebros que comienzan a trabajar de manera conjunta con un mismo fin: la comunicación.

“Los cerebros de dos personas se acercan gracias al lenguaje, y la comunicación crea entre ellas vínculos que van mucho más allá de lo que se puede percibir desde el exterior”, explica Jon Andoni Duñabeitia, investigador del centro vasco. “Gracias a estas técnicas podemos saber si dos personas están conversando entre ellas únicamente analizando sus ondas cerebrales”, añade Duñabeitia.

El experimento

Para la realización del estudio, los investigadores del BCBL situaron, separadas por un biombo, a parejas de personas del mismo sexo que no se conocían entre sí, asegurándose así que la conexión generada fuera realmente gracias a la comunicación establecida.

Los investigadores situaron, separadas por un biombo, a parejas de personas del mismo sexo que no se conocían entre sí

Siguiendo un guion, las parejas entablaban una conversación de temática general y, por turnos, los protagonistas se intercambiaban el papel de emisor y receptor.

A través de la electroencefalografía (EEG), una prueba no invasiva que analiza la actividad eléctrica del cerebro, los científicos midieron la actividad de las ondas cerebrales simultáneamente, comprobando que las oscilaciones de las mismas tenían lugar al mismo tiempo.

Implicaciones

“Ser capaces de saber si dos personas están hablando entre sí, y tal vez incluso saber de qué están hablando, únicamente viendo su actividad cerebral es algo maravilloso. Ahora podemos comenzar a explorar nuevas aplicaciones de estos descubrimientos que pueden resultar de gran utilidad en contextos comunicativos especiales, como en el caso de personas con dificultades para comunicarse”, explica Duñabeitia.

En un futuro, el conocimiento de esta interacción entre dos cerebros podría permitir comprender y analizar aspectos muy complejos en el ámbito de la psicología, la sociología, la psiquiatría o la educación, empleando las neuroimágenes dentro de un contexto realista o ecológico.

“Demostrar la existencia de una sincronía neural entre personas conversando ha sido solo un primer paso”, indica el investigador Alejandro Pérez. “Nos quedan por delante muchos interrogantes y retos que resolver. Además, el potencial práctico es enorme: los problemas de comunicación ocurren cada día. Ahora lo que planeamos es incrementar o potenciar ese acoplamiento intercerebral que hemos descrito, con el fin de mejorar la comunicación”, añade Pérez.

El próximo paso será comprobar si los cerebros se sincronizan de la misma manera cuando la conversación tiene lugar en una lengua no nativa

¿Cómo se vinculan los cerebros entre sí cuando se experimenta un sentimiento de equipo? ¿Podemos saber si las personas en estado grave de pérdida de conciencia comprenden las conversaciones de su alrededor? ¿Son los patrones anormales de acoplamiento cerebral la base de los problemas de comunicación en los trastornos psiquiátricos? Sin duda, son múltiples y excitantes las posibilidades que abre esta investigación y es por ello que ha despertado mucha atención en el campo científico, donde ha tenido amplia aceptación. De momento, el próximo paso para los investigadores del BCBL será comprobar, empleando la misma técnica y dinámica de parejas, si los cerebros de dos personas se sincronizan de la misma manera cuando la conversación tiene lugar en una lengua no nativa.

Sobre el BCBL

El Basque Center on Cognition, Brain and Language es un centro internacional de investigación interdisciplinar con sede en San Sebastián para el estudio de la cognición, el cerebro y el lenguaje, impulsado por el Gobierno Vasco para fomentar la ciencia y la investigación en Euskadi. El centro, que se cuenta entre los BERC (Basque Excellence Research Center) y pertenece a la Red Vasca de Ciencia, Tecnología e Innovacción (RVCTI) tiene entre sus socios a Ikerbasque, Innobasque, la Diputación de Gipuzkoa y la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV/EHU).