febrero 28, 2017

¿Cuál es la capital de Australia? En busca de una cultura general universal

Un estudio del investigador Jon Andoni Duñabeitia, del centro vasco BCBL, llevado a cabo en dos universidades españolas, trata de determinar qué conocimientos debería incluir la cultura general

Los investigadores han elaborado un test cultural que ha sacado a la luz las falsas creencias populares sobre ciertos conceptos

Los resultados concluyen que existe algo “universal” en la cultura general, pero todavía hay que avanzar mucho para poder establecer un concepto estandarizado

¿Qué es la cultura general? ¿Qué es lo que cualquier ciudadano debería saber sobre el mundo? Actualmente, no hay un estándar normalizado que determine qué cuestiones debe contemplar el concepto de conocimiento general. Esta falta de consenso dificulta en muchas ocasiones determinar el nivel cultural medio de las personas.

En este contexto, y con el objetivo de normalizar el concepto de cultura general, el investigador del BCBL Jon Andoni Duñabeitia ha liderado un estudio científico en el que han colaborado la Universidad Europea del Atlántico (de Santander) y el Centro de Investigación y Tecnología Industrial de Cantabria. El estudio se diseñó con el fin de determinar a escala nacional qué es la cultura general y los resultados obtenidos se podrán extrapolar a futuras investigaciones del ámbito de la psicología cognitiva que exploren cuestiones relacionadas con el conocimiento, la memoria y las falsas creencias.

El test elaborado para el estudio, cuyos resultados han sido publicados recientemente en la revista científica Frontiers in Psychology, está formado por una batería de 132 preguntas de cultura general con diferentes niveles de dificultad obtenidas de dos estudios análogos llevados a cabo en Estados Unidos, y fue contestado por cerca de 300 estudiantes universitarios.

Además de contestar a las preguntas, los participantes tuvieron que determinar el nivel de dificultad de cada una de ellas en una escala del 1 al 7 (en la que 1 era muy fácil y 7 muy difícil). Esta valoración subjetiva ha sacado a la luz la tendencia de los participantes a tomar como ciertas algunas falsas creencias populares y a sobreestimar el conocimiento que tienen sobre estos temas.

Además de confirmar la falta de consenso que existe en relación a lo que debe considerarse cultura general, los investigadores han podido constatar cómo muchas de las preguntas que fueron valoradas por los participantes como sencillas fueron respondidas de manera errónea.

Los errores más comunes

Una de las preguntas valoradas como muy sencilla por la mayoría de los participantes fue la relativa a la capital de Australia. Pese a ello, tan solo el 28% de los universitarios sabía la respuesta correcta, Canberra. El 43% determinó, por su parte, que la capital era Sidney.

Respecto al mayor océano de la Tierra, el 49% de los participantes contestó correctamente indicando el Pacífico, mientras que un 46% hizo referencia, de manera equivocada, al océano Atlántico.

Algunas preguntas han tenido un porcentaje de acierto muy bajo, como es el caso de la referente a la persona que comenzó la Reforma en Alemania. Solamente un 6% de los participantes contestó correctamente que fue Martín Lutero, mientras que un 27% creía, de manera incorrecta, que fue Adolf Hitler.

En relación al primer emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, el 44% de los participantes contestó erróneamente que fue Julio César, y sólo un 1% dio la respuesta correcta: Carlomagno.

La universalidad del conocimiento cultural

El test de cultura general generado para el estudio es una adaptación al castellano de la base de datos de 300 preguntas elaborada en Estados Unidos por los autores Nelson y Narens en el año 1980, que ha sido la más utilizada hasta ahora, a falta de una universal, por la comunidad científica en el ámbito de la psicología para el desarrollo de investigaciones relacionadas con la memoria.

Los investigadores han podido concluir que la correlación entre los resultados de este estudio y los obtenidos en los estudios americanos con las mismas preguntas es muy alta, y que existe un alto grado de similitud entre las respuestas ofrecidas por los estudiantes de ambos países.

“Estos resultados nos hacen pensar que existe algo ‘universal’ en el concepto de cultura general”, explica Duñabeitia, investigador principal de este proyecto.

El equipo de Duñabeitia trabaja en la actualidad en un gran proyecto a nivel internacional denominado Sapientia Project, cuyo objetivo es llegar a un consenso en relación al concepto de cultura general universal realizando estudios similares en diferentes países gracias a una extensa red de colaboradores. “Este estudio a escala local nos ha dado las pistas para poder hacer una base de datos que sea válida a nivel mundial”, explica Duñabeitia, quien considera que “existe un concepto transcultural de conocimiento general, y el proyecto Sapientia podría ser la clave para descubrirlo y describirlo”.